23 de noviembre de 2013

El Alina y su Cioară... 4/5

 DISCLAIMER 
Los personajes pertenecen a JK Rowling y solo la trama es de mi autoría.





PAREJA: Harry Potter/Charlie Weasley
RATED: ... MA...
SUMMARY: Cansado y confundido, Harry finalmente encuentra un lugar hacia donde escapar para intentar encontrar quién es... Quizás también algo más.
ADVERTENCIAS: SLASH/LEMMON/AU/EWE.

.

'El Alina y su Cioară'
4/5

.

.


Solo fracciones de segundos fue lo que le tomó al pelirrojo frente a él solo, desaparecer...

.

—¡MALDICIÓN! ¡POR LAS BOLAS DE MERLÍN! ARRG... Maldita sea. Siempre es lo mismo ¡Joder!

—Harry...

—Viktor... —suspiró voltendo de pronto al haberse olvidado por completo del catalizador del reciente evento.

La incomodidad entre ambos hombres era obvia pero, justamente, eran hombres y se encontraron sonriéndose de manera cómplice y sabedora intentando por todos los medios quitarle pronto y eficazmente todo el hierro al asunto.

—Así que...

—Así que...

Ambos rieron por lo bajo y Harry se encontró recayendo en el viejo acto de incomodidad al sobarse la nuca con manos nerviosas y más que nada ansiosas.

—Creo que tienes a un cabeza roja lleno de fuego por apagar... Será mejor que vayas antes de que piense que algo aún peor pasó ¿no crees?

—No... No estamos juntos. No así...

—Pues por lo que vi en ambos es bastante obvio que sienten más de lo que dicen por el otro.

Las palabras eran directas y al punto. Justo como el hermoso y tosco Búlgaro eran en realidad. Sus palabras también fueron flechas directas al corazón ya maltratado del pobre león. Toda la confusión de esas últimas semanas y las inseguridades de años y años antes haciendo estragos desde lo más hondo de él.

—No sé... No creo que... Mira, la verdad es que sí, sé que siento algo más que solo un deseo pasajero por él pero. No sé... ¡Joder! ¡He salido con su propia hermana, por Merlín! Y además él suele, o al menos solía, follarse a todo aquello que caminara delante y... No quiero que nada le pase... —terminó susurrando casi esperando que el otro no le hubiera escuchado. No tuvo suerte.

—¿Por qué habría de pasarle algo? —preguntó ahora medio confundido el intrépido buscador.

—Porque a todos aquellos que he amado les ha pasado algo de una forma u otra. O eso o simplemente me traicionaron antes... Y no creo que pudiera resistir ninguna de esas dos opciones con él. No con él. De él.

—Estás siendo estúpido.

—Oye Vi...

—No. Estás siendo un estúpido y creo que lo sabes también. Mira, es muy evidente que ambos tienen fuertes sentimientos por el otro. Yo lo vi al igual que tú Harry. Ambos vimos el dolor en su cara... y también vi el dolor en el tuyo cuando él se fue. No te comportes como el cobarde que sé que no eres. No puedes perder aquello que quieres por solo el miedo a lo que quizás 'podría' pasar porque entonces te perderías además todo aquello que la vida tiene para ofrecerte. Estás pensando en todo lo malo y no eres capaz de pensar en todo lo bueno que podrías vivir. Lo conoces, ¿crees acaso que él sería capaz de traicionarte?

—No —dijo Harry por lo bajo apartando la mirada hacia el horizonte oscuro y pensando en cada momento en el que justamente había sido ÉSE cabeza roja quien le había ayudado a superar la dolorosa traición de su propia hermana. Él no sería capaz de hacerle lo mismo. Lo sabía. No sabía cómo pero él lo sabía.

—¿Y lo crees acaso alguien débil cómo para no poder defenderse si algo sucede?

—¡Por supuesto que no! ¡Él doma dragones por Merlín bendito! —exclamó casi farfullando de indignación ajena ante el solo pensamiento del mismo. Sorprendiéndose a sí mismo cuando vio como si de una epifanía se tratara de que todas sus tontas objeciones habían sido de pronto voladas de un plumazo y que no podía ni siquiera replicar puesto que fue él mismo quien las había dicho. Y, lo más importante. Las creía. Él creía en que aquel duro pelirrojo para estar con él y solo con él así como estaba pasando en los últimos tres meses aún sin que nada entre ellos pasara y estaba mucho más que seguro de que él fuera capaz de defenderse y hacerse cargo de sí mismo en casi cualquier eventualidad.

—Entonces... ¿a qué estás esperando, salvador...?

—Oi tú... —dijo fingiendo indignación ante el dichoso apodo pero fallando miserablemente cuando una sincera y hermosa suave sonrisa casi partió su rostro a la mitad—. Gracias... de verdad Viktor. Muchas gracias. Y lo siento por...

—Shhh... alto ahí Малки (4) —dijo el mayor pasando por alto la cara de confusión ante la palabra desconocida y acercándose en dos largas zancadas al más pequeño de los dos antes de solo tomar su cintura con una mano se encontró aplastándolo contra él y robándole así un beso a la mar de apasionado que hizo a ambos hombres gemir una vez más y el deseo reinstalarse entre sí.

Harry no podía ayudarse a sí mismo a evitar aquello. La boca del Búlgaro estaba haciendo estragos en sus sentidos ya sobre excitados.

Tan rápido como comenzó el beso terminó. Ambos hombres jadeando por aire perdido y tratando -sin éxito-, de poner su libido bajo control.

—Creo que en breve serás un hombre ocupado Малки, así que quise robarte el último beso de tu libertad —dijo Krum guiñándole un ojo y riendo por lo bajo con una rica risa ronca al ver al más joven sonrojarse un poco como colegiala enamorada.

Contento y más que un poco nervioso por todo Harry se empujó sobre las puntas de sus pies y colocó un suave y dulce beso sobre los labios calientes y magullados en un breve toque antes de apartarse completamente de él y sonreír una vez más.

—Vete ahora, Малки —gruñó el buscador ya por demás encendido ante la sola vista del joven ante él y toda esa exquisita aura de poder e inocencia que llevaba consigo. Un aura casi adictiva para él—. Vete antes de que tome algo que estoy seguro preferirías dar al cabeza de fuego antes que a mí.

Una vez más el rubor llenó las mejillas arreboladas del menor. Y una vez más el Búlgaro apenas se controló.

—Te lo agradezco Krum. Por todo —dijo un Harry casi coqueto que rió con gusto ante el gruñido ya nada contento del otro.

—Ve de una vez Potter... pero, si algo sucede, recuerda que podría haber también algo más aquí también.

Las palabras sentidas y dichas conmocionaron hasta el núcleo al joven y su sorpresa fue evidente y casi cómica al mostrarse en las suaves pero maduras facciones de su rostro.

—Ve Малки —dijo Viktor una vez más con completa seriedad.

Harry lo miró y, sin una palabra más -porque ciertamente ya no había más que decir-, él se irguió por completo y con un asentimiento, se desapareció... dejando tras de sí a un joven hombre que, pese a su deseo le deseaba al valiente joven toda la suerte que le pudiera proveer y esperando sinceramente que lo que sea que entre esos hombres ocurriera resultara bien.

Luego era entonces solo cuestión de esperar y ver...
.
.

(4) Малки: Pequeño en Búlgaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube