18 de julio de 2014

Tú... Capítulo final (JongTae)

DISCLAIMER
Los personajes pertenecen a la banda de Kpop 'SHINee' bajo el sello de la compañía SMent


.

.* . TÚ... y yo . * .

.

.

—Tae...

—No,no digas nada hyung. Lo hecho, hecho está —dijo el joven en un pequeño susurro casi inaudible de no ser por la aún extrema cercanía aunque, aún a pesar de sus esfuerzos dejó entrever un poco de su tristeza—. Yo, lo siento si...

El mayor bufó. Déjale unos segundos demás al maknae para empezar a pensar sandeces.

—Mira, no sé que demonios estás pensando ahora Taemin pero, sea lo que sea, para —dijo Jong con tono duro y seco al tiempo que posaba sus manos una vez más sobre esos hermosos finos hombros expuestos, apresándolo a la cama donde el joven cantante jamás supo como llegaron, aún cuando hubieran estado a los pies de ella. Mirándolo y admirándolo. Nervioso y temeroso de decir las palabras y jugarse al todo por el todo. Acobardado aún a pesar de lo que hacía apenas instantes antes hubieron pasado. Decidido, porque realmente él ya no podía volver a lo que había sido antes de ese día, de esa hora. Antes de probar su piel y marcar su cuerpo.

—Jonghyun hyung, no hace falta que digas...

Un nuevo beso furioso le calló una vez más las deprimentes palabras que estaba por decir, volando de un certero plumazo las tristes y tontas ideas que habían comenzado a rondar la mente insegura del menor.

Tiempo después, apenas separando sus labios de los dulces ajenos, Jonghyun no encontró forma suave de decir aquello que ya por tanto hubo acallado y que tanto le hubo atormentado.

—Te amo.

Silencio. Respiraciones agitadas. Músculos tensos.

Miradas alarmadas.

—Jon... Jonghyun hyung, por favor no, no seas cruel ¡Por favor! —rogó de pronto el pequeño cayendo en un llanto desesperado como nunca antes el mayor le vio soltar delante de nadie. Sufriendo lo indecible al pensar en que aquello resultase ser tan solo una muy jodida broma en lo que él había caído como si nada.

Exponiéndose.

Regalándose.

—¡Taemin!

El mayor sabía que el menor había sufrido mucho cada día en su escuela. A veces le había escuchado llorar a solas en su alcoba o hablar por lo bajo con la umma del grupo, Key, al respecto. Todos sabían que el hecho de que la empresa se empeñara tanto en hacerlo ver como niña no le había ayudado en nada a la autoestima pero, de ahí a ver como el menor, el ser que él tanto adoraba, se largaba a llorar en sus brazos tras haber hecho el amor por pensar que él solo quería burlarse o aprovecharse de él era otro cantar.

¿Cómo su pequeño le había ocultado el semejante tamaño de sus inseguridades? ¿Sería por eso que tanto se había negado y ocultado esos días pasados?

Jonghyun estaba lleno de preguntas ahora, pero sabía que lo principal era calmar al maknae para poder decirle lo que en realidad sentía. Con todas las letras y palabras necesarias para que en verdad le creyese. De una vez por todas.

El mayor posó de golpe sus ojos nublados por el agua tras sentir la fuerte sacudida del menor y le apretujó un poco más cerca de sí.

—Te amo —repitió Jong tras haberse obligado a calmar su tono de voz—. Por favor Taemin, tienes que hago. Lamento no haber hablado antes y haberte dejado pensar cualquier tontera. Lamento haberte hecho sentir así pero, lo hago. En verdad te amo. Yo... yo solo...

—No... no entiendo... ¿Tú? ¿Tú... a mí?

Jonghyun no pudo evitar reírse ante aquel tono tan sorprendido y conmocionado del menor. No ante esas preguntas tan simples e inocentes. Aunque paró de golpe al ver la expresión entre dolida y confusa del menor de los brillosos.

—Lo siento, lo siento. No, no me estoy riendo o burlando de ti, de verdad. Es solo que... Eres tan dulce aún Taemin —dijo tocándole con su mano suavemente una de sus muy sonrojadas mejillas—. Tan hermoso. Te amo, en verdad lo hago. No puedo dejar de verte, de escucharte. TÚ me has hecho desearte como nunca lo he hecho antes. Quiero... lo quiero todo de ti aunque sé que está mal, que es extraño... pero ya no puedo ocultarlo más. No podía antes de ese show y mucho menos podré ahora de saber la delicia que es tenerte así —dijo apretándolo a su cuerpo aún muy conscientemente desnudo—, con tu piel junto a mí. No cuando acabo de conocer la plenitud de saberte mío por completo y sentir como me apretabas en tu máximo placer. Ya no, ya no puedo contener mis manos lejos de tu piel ni mis ojos de tu cuerpo. Mi corazón, todo él es tuyo. TÚ te has convertido en mi droga de cada día. TÚ eres la razón por la cual la adrenalina corre por mis venas. TÚ, no los shows, no nada. Joder Tae, eres tan especial para mí. Todo TÚ. Lo eres todo.

Sus ojos mostraban una sinceridad plena y ellos nunca dejaron de reflejarse en los ajenos para darle el mayor peso a sus palabras.

Sus manos nunca rompiendo el más mínimo contacto con esa tibia piel de seda.

Sus palabras, tan suaves y sentidas, calando hasta lo más hondo del inseguro menor.

—Yo... no sé. Jonghyun yo...

—Shhh... No hace falta que digas nada ¿de acuerdo?

—Pero yo... yo... te quiero, sé que lo hago. Mucho. Pero no sé si...

Taemin estaba ciertamente bloqueado. Las palabras parecían incapaces de llegar a su boca por más que tratase cuanto tratase. No podía expresarse y eso lo frustraba.

Por eso fue que casi de manera desesperada él se decidió por imitar al mayor y tomar a su, ¿amigo? por el cuello y simplemente acercarlo hacia sí para terminar estampando y sellando nuevamente sus bocas jutas. Esta vez con aún más deseo. Con más sentimientos. Dándolo todo sin reservas.

Un beso que lo decía todo. La timidez, la inseguridad. El deseo.

El amor.

Quizás de parte del pequeño aún no del todo un beso de amante -a pesar de lo anteriormente hecho-, sino más bien un beso que hablaba de compañía, de pareja.

Hablaba de futuro.

Ambos respiraban muy agitadamente para cuando el beso terminó. Ambos abriendo sus ojos lentamente, saboreando el momento; amando lo que sabían venía.

—Me gustas hyung —dijo por fin el menor sintiendo ya crecer el calor en sus mejillas.

—Me gustas también, Minnie. Te amo... —susurró el mayor lleno de una dicha antes desconocida. Y la sonrisa que recibió a cambio de sus palabras era una que estaba seguro siempre recordaría.

—... Te amo también Jonghyun hyung...

Tonos bajos, confidentes. Un secreto de cama que selló el futuro y destino donde el amor floreció. La nueva pareja de amantes regalándose el momento en el que sus sentidos grabarían por siempre su primera unión y declaración y cerrando el pacto de amarse con un nuevo beso que abarcaba todo lo que aquel día sucedió.

Esta vez, un beso de pura afirmación porque, desde ese momento en adelante, ya no habría un yo, un él ni mucho menos un TÚ... De ahí en adelante serían solo ELLOS. Juntos.

Por siempre...
.
.

.*.♥ FIN ♥.*.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube